Congreso de Prensa condena asesinato y desaparición de periodistas en México

  • Twitter
  • Facebook
  • Google+
  • Linkedin
  • Tumblr

Estados Unidos. El XIV Congreso Hispanoamericano de Prensa iniciado en la ONU Nueva York en su cónclave internacional condena las muertes y desapariciones forzadas de periodistas en México, y en otra parte del mundo, exige esclarecimiento.

Los participantes del Congreso celebrado del 18 al 21 octubre del 2018 expresan ante decenas de periodistas que el asesinato de comunicadores sigue siendo la mayor afrenta para la libertad de prensa en México. Precisan que en 15 años mil treinta y cinco muertes, al día de hoy son mucho más, han sido asesinamos en México por defender la verdad y los intereses de su pueblo.     

Rechazamos los asesinatos de comunicadores, la muerte de un ser humano es lacerante.  Resaltamos que doce reporteros han muerto estando Siria en guerra y en México sin estar en guerra catorce periodistas. Confirmamos que durante el Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto se han contabilizado cuarenta y dos asesinatos de periodistas, once de ellos en Veracruz, “estado con el mayor número de asesinatos en este sexenio”.

En el 2017 cerró con 12 periodistas asesinados, en un año en que además hubo 507 agresiones y 11 asesinados. Entre los nombres de los colegas asesinados desde octubre pasado, podemos citar a Gumaro Pérez, de 35 años, fundador y reportero del portal La Voz del Sur en el municipio de Acayucan, fue asesinado el 19 diciembre en Veracruz.

El 13 enero de este año fue asesinado en Tamaulipas Carlos Domínguez, 77 años, columnista de El Horizonte de Matamoros. La misma suerte corrió en Guerrero el 5 febrero Pamela Montenegro, de 36 años, bloguera de la página de internet “Denuncia Acapulco Sin Censura”. La lista de asesinados en el periodo analizado la cierra Leobardo Vázquez, de 42 años, tiroteado el 20 de marzo en Veracruz, y quien publicaba en Facebook el portal de noticias “Enlace Gutiérrez Zamora”.

La Agencia Internacional de Periodistas destaca que el 23 de marzo fueron sentenciados a 25 años de prisión dos expolicías por su participación en el asesinato del periodista Moisés Sánchez Cerezo, ocurrido en Veracruz en enero de 2015.

Ernestina Aguilera Lucas, durante el Congreso Hispanoamericano de Prensa, denunció que el gobierno de México y muchos otros gobiernos, han utilizado como estrategia, difamar a los periodistas relacionando estos hechos con casos pasionales, y para desviar la verdadera información, utilizan como estrategia de defensa la división de la prensa y por ende las familias.

Queremos poner un rostro real y propio ante este abuso de poder y lesa humanidad, como es el caso del periodista y editor de la revista mundo político, Leodegario Aguilera Lucas, el 22 de mayo del 2004 en Acapulco, Guerrero, fue sacado de su casa con lujo de violencia presuntamente por orden del gobernador Rene Juárez Cisneros, como actor intelectual del hecho.             

El propósito de este pronunciamiento es que se investiguen y esclarezcan todos y cada uno de los casos que por falta de responsabilidad humanitaria se le ha restado importancia, y porque esta impunidad está provocando más violencia.          

El documento de protesta y condena del Congreso Hispanoamericanos de Prensa fue elaborado por una comisión de periodistas elegidos en la asamblea del cónclave, que lo integran Ernestina Aguilera Lucas, Fernando Peña, Janet González, Mónica Sarmiento Castillo, Ramón Minyeti y Roberto Jiménez Jiménez,